Paneles solares aprovechando la fotosíntesis de la hierba.

Andreas Merchin y su grupo de investigación en MIT adelantan estudios prometedores para hacer uso de las células de las plantas para hacer uso de su proceso de fotosíntesis para transformar la energía solar en potencial eléctrico. Actualmente los científicos están investigando como poder obtener mayores niveles de eficiencia a un costo menor.

Los investigadores del MIT han descubierto la manera de estabilizar químicamente un Fotosistema I (F I) (las estructuras internas de las células vegetales que realizan la fotosíntesis), sobre un sustrato que crea la corriente eléctrica cuando se expone a la luz, todo con materiales sencillos de conseguir. Esta célula aísla moléculas FI, y gracias al polvo de estabilización, permite el flujo de la electricidad.

Cualquier persona que tenga un poco de pasto o algunas plantas y el sustrato, el MIT solo tendría que enviar el óxido de zinc y el óxido de titanio, junto con las instrucciones de como mezclar todo para que hagan sus propios paneles solares sin ningún problema. La gente será capaz de mezclar todo y crear pintura que pueda ser aplicada en sus techos.

Solo está el inconveniente, que por el momento, esta tecnología tiene apenas una tasa de eficiencia menor al 2%, sin embargo, teniendo en cuenta la mínima cantidad que se necesita para crearla, es un montón de eficiencia y además mejorara en un futuro cercano.

Tendencias de RSE para aplicar a las empresas.

Traigo una breve lista que todo emprendedor y ejecutivo debe tener en cuenta como valores y creencias que se traducen en acciones que representan ventajas altamente competitivas.

Fuente: http://bit.ly/1sZsGJj Alejandro Zapata Director Ejecutivo-Portafolio Verde

1.Repensar la tecnología
Estar a la vanguardia es una de las preocupaciones de las organizaciones de hoy. Sin embargo, aquellas que lideran el ranking mundial de sostenibilidad no buscan simplemente actualizarse en infraestructura tecnológica, sino valerse de esta para reducir las emisiones de CO2, mediante acciones como el teletrabajo o los sistemas de almacenamiento en la nube que cualquier firma, sin importar su tamaño, puede imitar.

2. Innovar en ecodiseño
Para atender a un mercado cada vez más exigente, que reclama productos y servicios con altos estándares de sostenibilidad, las empresas del sector industrial están apostándole al desarrollo, a la investigación y a la innovación. AkzoNobel y Grupo Mundial dieron fe de eso, pues buena parte de los ingresos los destinan a la sostenibilidad y la innovación.

3. Saber comunicar
Alinearse con criterios que promueven los índices internacionales como por ejemplo el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones, es uno de los objetivos que tienen en mente los voceros de sostenibilidad de las empresas. La clave para Argos, por ejemplo, estuvo en saber comunicar muy bien lo que se hace a favor de la sostenibilidad. En esta compañía tienen claro que la información tiene que fluir en dos sentidos: hacia afuera y hacia adentro; para ellos, el equipo de sostenibilidad son todos.

4. Evitar el “perdigoneo”
Intentar emprender muchas acciones al mismo tiempo es uno de los errores más frecuentes que ocurren al intentar ser social o ambientalmente responsables. Una de las conclusiones de Nestlé en Exposostenibilidad es que apostarle al perdigoneo o activismo sin dirección no conduce a buenos resultados. Lo contrario ocurre cuando se plantea una estrategia estructurada que permita medir y canalizar todos los esfuerzos que hace la empresa en materia de sostenibilidad.

5. Sostenibilidad sectorial
Hacer visibles los esfuerzos en sostenibilidad de las empresas crea referentes a seguir. En este sentido el Programa de Transformación Productiva (PTP) realiza año tras año los informes de sostenibilidad de los principales sectores con potencial exportador del país, con el fin de dar a conocer las mejores prácticas en cada sector.

RECOMENDADO: IMAGINANDO LA COLOMBIA DEL MAÑANA http://www.larepublica.co/revista-60-anios-lr